Uso y mantención de termos eléctricos

Entre los habitantes del Condominio Losada en Santiago Centro circulan los mitos de siempre sobre los termos eléctricos: Se apagan todos días, se calientan a temperatura máxima y no se gasta dinero en mantenciones. Esto lleva a altos gastos en la cuenta eléctrica y a la pérdida prematura de los termos.

Las medidas mas importantes para ahorrar energía y cuidar las instalaciones.

Por invitación por la directiva de este condominio SERVIU del año 2020, ofrecí un taller informativo sobre el uso y la mantención de los termos eléctricos, que se instalaron en los departamentos del primer piso por razones normativos.

La dureza del agua santiaguino aumenta la necesidad de la manutención y los riesgos de saltársela. En muchos casos, el costo acumulado de la mantención es similar al costo de la electricidad. Es tanto más importante entender que la mantención, especialmente el cambio regular del ánodo de sacrificio, es esencial para la durabilidad del equipo.

Por el otro lado, es posible reducir la generación de sarro, y el consumo energético, simplemente bajando la temperatura. Nadie recomienda utilizar un termo a temperatura máxima. En general, lo más recomendable es ajustar la temperatura a la temperatura más agradable en la ducha. Eso no solo es eficiente, también es más seguro.

Muy importante es reducir la temperatura del termo, idealmente a la temperatura deseada en la ducha.

En la presentación se explica todo lo que vale la pena saber sobre la resistencia eléctrica y sobre el ánodo de magnesio, y cual es la mejor forma de cuidar la cuenta eléctrica y el termo eléctrico.

La presentación del taller se puede descargar aquí o haciendo clic en los imágenes.

 

Deja su comentario.