Baños en la construcción de madera – un nuevo desafío

En su numero de abril, la revista NEGOCIO & CONSTRUCCIÓN nuevamente presenta un especial dedicado a la impermeabilización. Para el artículo “Protegiendo edificaciones: La importancia vital de la impermeabilización” hice una contribución sobre el desafío que representa la tarea de proteger las construcciones de madera de la humedad de los baños.

Hacer clic en la imagen para descargar el artículo completo.

Aquí una versión extendida del texto:

Avances técnicos requieren un nuevo enfoque

La construcción chilena está avanzando hacia la industrialización y la descarbonización. En la práctica, esto significa un cierto grado de prefabricación con menos hormigón y más madera y abarca desde una construcción sencilla con SIP hasta edificios de gran altura basados en CLT u otro sistema de madera maciza.

En este tipo de construcciones, los problemas de humedad causan daños económicos mucho mayores que con la construcción convencional de hormigón. El hormigón se ve afectado por el agua, pero la madera, los productos a base de madera y especialmente los materiales aislantes térmicos no toleran la humedad.

Los baños y todas las zonas húmedas en la edificación industrializada y descarbonizada representan un nuevo desafío poco abordado.

Como solución hay tres estrategias:

  1. Construcción híbrida de madera con un núcleo de hormigón donde se ubican los baños y zonas de cocina.
  2. Baños optimizados para altas exigencias de protección contra la humedad.
  3. Baños modulares/prefabricados para la construcción en altura, también llamados “pods”.

Módulo prefabricado de baño; núcleo de hormigón en una estructura de madera sólida (Imágenes: Grumbach, Greenbiz)

 

¿Cómo deben ser los baños en edificios de madera?

El diseño de los baños y de las instalaciones sanitarias debe responder a las condiciones severas:

  • Todas las cañerías deben ubicarse en la pared y deben ser permanentemente accesibles. Únicamente la ducha in situ y -opcionalmente- el piso drenan hacia abajo.
  • No debe generarse condensación sobre las cañerías de agua.
  • Agua que se acumula eventualmente en el piso no debe salir del baño. Esto requiere pendientes y/o desniveles mínimos en el piso, así como una evacuación permanente de agua. Puede ser un desagüe de piso tradicional, pero idealmente es el mismo desagüe de una ducha accesible.
  • La impermeabilización del piso debe ser permanente y del más alto estándar, con solución de todos los puntos singulares. Están disponibles los mismos sistemas de impermeabilización de los techos planos.

Baño con instalaciones optimizadas; impermeabilización especial en recintos húmedos (Imágenes: Kaldewei, Wolfin)

 

Sin planificación integral no hay buenos resultados

Cualquiera sea la solución favorecida para las zonas húmedas, se requiere una buena planificación integrada, eso es interdisciplinario desde el inicio. De lo contrario, los daños causados por el agua pueden resultar muy costosos.

 

 

 

 

Deja su comentario.