¿Quién inventó la arquitectura bioclimática?

La arquitectura bioclimática como concepto puede que sea un invento del siglo 20. Si entendemos que la arquitectura bioclimática es esencialmente solar está claro que es mucho más antigua que nuestro mundo moderno.

Bastante conocida es la descripción del gran filósofo Sócrates (470 – 399 a.C., citado por Jenofonte), que dice que:

“… en las casas orientadas al Sur, el sol penetra por el pórtico en invierno, mientras que en verano el arco solar descrito se eleva sobre nuestras cabezas y por encima del tejado, de manera que hay sombra…”

Reconstrucción-de-una-antigua-casa-griega

Reconstrucción de una antigua casa griega

Pero Sócrates solo explicó lo que el dramaturgo Esquilo (523 a 456 a.C. aprox.) acusó medio siglo antes:

“Los primitivos y bárbaros no tienen conocimiento de las casas que se orientan hacia el sol, como un enjambre de hormigas que habitan en las cavidades sin sol.”

Modelo-de-una-casa-romana-“Domus-Italica”

Modelo de una casa romana “Domus Italica”

Para él, hace 2500 años atrás, orientar las casas hacia el sur era una señal de modernidad.

Cuatrocientos años después, cuando Grecia se había convertido en una provincia del Imperio Romano, pero la cultura griega siguió viva e influenciaba cada vez más la civilización romana, el arquitecto, ingeniero y escritor romano Marco Vitruvio Polión (80 – 15 a.C. aprox.) publicó su obra principal “Los Diez Libros de Arquitectura”. El Libro VI está dedicado a las casas particulares y el Capítulo primero expone:

“Los edificios privados estarán correctamente ubicados si se tiene en cuenta, en primer lugar, la latitud y la orientación donde van a levantarse.

Muy distinta es la forma de construir en Egipto, en España, en el Ponto, en Roma e igualmente en regiones o tierras que ofrecen características diferentes, ya que hay zonas donde la tierra se ve muy afectada por el curso del sol; otras están muy alejadas y otras, en fin, guardan una posición intermedia y moderada.

Como la disposición de la bóveda celeste respecto a la tierra se posiciona según la inclinación del zodíaco y el curso del sol, adquiriendo características muy distintas, exactamente de la misma manera se debe orientar la disposición de los edificios, atendiendo a las peculiaridades de cada región y a las diferencias del clima.

Parece conveniente que los edificios sean abovedados en los países del norte, cerrados mejor que descubiertos y siempre orientados hacia las partes más cálidas. Por el contrario, en países meridionales, castigados por un sol abrasador, los edificios deben ser abiertos y orientados hacía el cierzo.

Así, por medio del arte se deben paliar las incomodidades que provoca la misma naturaleza. De igual modo se irán adaptando las construcciones en otras regiones, siempre en relación con sus climas diversos y con su latitud.”

Streifenhaus

Reconstrucción de una casa típica en los asentamientos y ciudades en las provincias del noroeste del Imperio Romano. (Ver de.wikipedia.org Streifenhaus)

Hasta el día de hoy se reconoce las tipologías históricas romanas en la arquitectura existente: el Domus Italica como arquetipo de la casa colonial urbana de Chile y la casa galo-romana que sobrevive en las típicas construcciones de entramado al Norte de los Alpes.

Hay indicios que muchas veces es la falta de leña lo que incentiva el aprovechamiento del sol para la climatización de las casas (sea dicho de paso, también para reemplazar las construcciones de madera por otros materiales). Esto se dice de la antigua Grecia, del Imperio Romano y también del antigua China.

Lejos del mundo occidental, y miles de años antes, los astrónomos chinos observaron el cielo, estudiaron la posición del sol durante el año y aprendieron de optimizar sus edificios respecto el astro. La necesidad de calor en invierno y bien de sombra en verano los llevó a construir casas con una fachada larga orientada hacia el sol pero protegida por un alero, tal como se ve en la reconstrucción de un palacio chino del 2do milenio antes de Cristo.

Reconstrucción-de-un-Palacio-Erlitou-Provincia-de-Henan-China

Reconstrucción de un Palacio Erlitou, Provincia de Henan, China, 1500 a.C. aprox.

La casa que se ve en el primer plano no cuesta mucho imaginárselo en el paisaje del Valle Central.

Tanto para la antigua Grecia como para la antigua China está documentado el urbanismo solar: calles planificadas en orientación oriente-poniente para proveer condiciones óptimas a cada predio.

Volviendo al presente, ante una nueva inminente crisis energética, se podría pensar que

“en este momento, la idea de viviendas solares pasivas ha llegado a tomar cierta madurez. Podemos imaginarnos que a mediados de esta década la calefacción solar pasiva será un equipamiento estándar en muchas viviendas nuevas.”

Solo que esta entusiasta frase fue escrita hace más que 30 años. (Fue publicada en el año 1982 por Martin McPhillips en el libro “Passive Solar Homes” y editado en español en 1985 con el título “Viviendas con energía solar pasiva”.)

 

Fuente: John Perlin “Let It Shine: The 6.000-Year Story of Solar Energy”

Esta publición apareció primero en el portal Arquitectura y Energía