La mala práctica de intentar de impermeabilizar los cimientos con polietileno

En la construcción actual, tanto profesional como artesanal, existe la práctica de instalar una lámina de polietileno alrededor de los cimientos con el fin de evitar la humedad por capilaridad en los muros.

Solución recomendada para suelos húmedos o salitrosos en “Criterios para construcción de ladrillos más segura” (Profs. San Bartolomé y Quiun, PUCP, Lima)

Hace 40 años atrás, cuando los productos plásticos empezaron a masificarse y prometieron facilitar la vida en todos los ámbitos, el célebre profesor Euclides Guzman, en su consabido “Curso Elemental de Edificación”, recomienda esta práctica como una solución tan novedosa como eficaz.

En el transcurso de los años, la solución fue ampliamente aceptada e incluida en las más variadas publicaciones técnicas, tales como el manual de la CORMA “La construcción de viviendas de madera” así como el “Manual de albañilería de ladrillos cerámicos” del Instituto del Cemento y del Hormigón ICH. Incluso la encontramos en las soluciones del reciente “Manual de hermeticidad al aire de edificaciones” de la Universidad del Bío-Bío y en los “Criterios para construcción de ladrillos más seguras” de la PUC Perú/Aceros Arequipa.

Soluciones con láminas recomendadas en los manuales de la CORMA “La construcción de Viviendas de Madera” (izq. y medio) y de la Universidad del Bío-Bío “Manual de hermeticidad al aire de edificaciones” (der.)

No obstante, en las edificaciones con esta presunta solución de impermeabilización, suelen ocurrir problemas de humedad típicos, como las eflorescencias en la parte inferior de los muros exteriores.

Por lo tanto, es hora de cuestionar esta solución. A continuación analizaremos las diferentes formas cómo el agua puede penetrar y acumularse al interior de la lámina de plástico y causar las patologías conocidas.

¿Cuál es el problema?

Mecanismos de penetración y acumulación de humedades en la lámina de PE

1. El primer problema se genera en la terminación superior no definida de la lámina de polietileno. No hay una solución técnica para una unión sellada con el cimiento y la lámina por lo general termina de cualquier forma en el relleno alrededor del sobrecimiento, lo que facilita la entrada de agua desde arriba.

2. Puede penetrar agua de diferente origen:

  • lluvia directa,
  • agua de riego,
  • descarga de la bajada de aguas de lluvia,
  • en caso de presencia de un pavimento: agua de lavado de piso.

3. Estas humedades pueden penetrar el sobrecimiento y el cimiento directamente, gracias a las fuerzas capilares. En caso de grandes cantidades, el agua podrá escurrir entre la lámina y el cimiento hacia abajo.

4. Otra vía de entrada de agua al interior de la lámina plástica son los traslapes, que son inevitables en los encuentros de los cimientos y no son sellados. La humedad puede entrar por escurrimiento y por capilaridad entre ambas láminas.

5. En el peor de los casos se acumula agua al interior de la lámina de polietileno sin poder salir. Será absorbido por el cimiento vía capilaridad y transportado hacia arriba.

6. Finalmente, las fuerzas capilares pueden conducir las humedades hacia los muros causando eflorescencias y manchas de humedad, a veces lejos de la entrada de agua, y siempre difíciles de controlar y eliminar.

El polietileno deja amplio espacio para la entrada de humedad desde arriba

En resumen, la lámina de polietileno instalada con el propósito de impermeabilizar los cimientos puede tener un efecto contrario: Puede favorecer la penetración y la acumulación de humedad en los cimientos y sobrecimientos, causando la apariencia de humedades en la base de los muros, exactamente lo que se busca prevenir.

Por lo tanto es una mala práctica y debería dejarse de usar en las obras de edificación.

¿Cómo se impermeabiliza los cimientos correctamente?

Las soluciones adecuadas pueden ser varias y dependen, entre otros, de los siguientes factores:

  • Configuración de las cimentaciones
  • Permeabilidad del suelo y presencia de aguas freáticas

En caso de la construcción tradicional con cimientos y sobrecimientos corridos, y sin presión hidrostática, el sobrecimiento tiene la función de la barrera de ascenso capilar, tal como lo expone Euclides Guzman. El sobrecimiento, y eventualmente el cimiento, se impermeabiliza mediante la adición de un producto químico que bloquea la capilaridad. El aditivo más conocido es Sika 1, sin embargo hoy en día el mercado ofrece una buena variedad de productos alternativos.

En caso de presión hidrostática, sea esta ocasional o permanente, y en caso de losas fundacionales, fundaciones aisladas u otro tipo de cimientos especiales, el especialista en impermeabilización desarrollará una solución para el caso.

Cabe mencionar que en algunas publicaciones se utilizan indistintamente los conceptos de “lámina” y de “membrana”. Se entiende que en este contexto una lámina es una película delgada, en caso del polietileno tiene un espesor entre 0,01 y 0,5 mm. En cambio, una membrana de impermeabilización es una piel más gruesa, con un espesor de hasta 10 veces mayor. Membranas de impermeabilización de polietileno no existen.

 

Tal vez le interesa también la siguiente publicación:

La función del polietileno debajo del radier

Comments

  1. Excelente documento; es claro que hay que evaluar las nuevas tecnología repensando aquellas que hemos aprendido y aplicado sin pensar en las consecuencias anexas.

    Posted by Mariela Muñoz

    Link | enero 23rd, 2018 at 12:42

  2. Debo confesar que me impactó el cuestionamiento a Euclides Guzmán, yo y muchos fuimos discípulos de sus enseñanzas y de su expertis en temas constructivos, ahora bien, el cuestionamiento es 100% válido y creo que desde que se recomienda utilizar el polietileno en fundaciones los problemas de eflorescencias existen.

    Posted by C.S.

    Link | enero 29th, 2018 at 18:29

  3. A mí también me sorprendió encontrar esta solución en la obra de Euclides Guzman, que para mí es una eminencia sobresaliente que por el resto recomiendo plenamente.
    Me imagino que, en su tiempo, el PE era un material novedoso y muy prometedor, pero aún no había mucha experiencia práctica.
    También hay que ver que Guzman indica cómo sellar las láminas aunque el método me parece técnicamente no muy viable. Además nadie lo hace.

    Art. 60. Tomo II – Cap. VII. Cimientos o fundamentos: Si se quiere unir sus bordes, puede emplearse pintura o adhesivos a base de asfalto, aplicado en un ancho de 2 cm. También puede usarse asfalto de bajo punto de fusión, aplicado en caliente, siempre que la temperatura no pase de unos 80°, para no afectar al polietileno. Si no se dispone de estos elementos, es posible usar alquitrán, aumentando el ancho de la unión.

    Posted by mblender

    Link | enero 29th, 2018 at 18:31

Deja su comentario.