Barandas y pasamanos

¿Barandas y pasamanos son lo mismo?

¡A veces sí!

No obstante tienen funciones bien diferentes:

Una baranda nos cuida de las caidas de la altura; mientras un pasamanos sirve de apoyo para el avance seguro, principalmente en subida y bajada por pendientes y escaleras, pero también en circulaciones horizontales.

Baranda en un centro comercial. Foto: Blender

Por lo tanto la altura óptima de cada elemento debe responder a las condiciones específicas:

  • La altura de la baranda, o antepecho, depende de la altura de la posible caida a prevenir, y del tipo de usuario a proteger.
  • La altura del pasamanos, depende principalmente del alcance de las manos de los usuarios, y en menor grado de la pendiente a superar y del uso específico de la circulación.

La OGUC dispone principalmente los siguientes valores para la altura de barandas y pasamanos:

Art. 4.1.7

  • En rampas con un largo de 1,50 m o más, se reguiere 2 pasamanos, a altura 70 cm y 95 cm.
  • En rampas con un largo hasta 1,50, siempre y cuando no existe un borde de altura mín. 10 cm, se requiere una baranda de altura mín. 95 cm

Art. 4.2.7

  • En balcones, ventanas, descansos de escalera, etc., a altura > 1,00 m sobre suelo adyacente, con excepción de andenes, escenarios, etc., se exige una baranda o antepecho con mín. 0,95 m de altura.
  • En los tramos inclinados de las escaleras son barandas de mín. 85 cm (medidos desde la nariz de la grada en form vertical).

Art. 4.2.11

  • En las escaleras de evacuación es un pasamanos que en los tramos inclinados se debe econtrar a una altura entre 85 y 105 cm , mientras en los descansos puede ser entre 95 y 105 cm.

Art. 4.5.9 y 4.5.10

  • En los locales escolares, en los pasillos exteriores de los pisos superiores se exige una baranda con una altura mín. de 0,90 m.
  • En las escaleras de los locales escaleras se solicita un pasamanos con la misma altura mínima.

En resumen, para cumplir con la normativa, basta instalar pasamanos o barandas de 95 cm de altura, o algo más. Solo faltaría agregar un segundo pasamanos a 70 cm en el caso de las rampas largas (desde 1,50 m).

¿95 cm es la altura ideal de pasamanos y antepechos?

Aquí, como en muchos otros casos, el cumplimiento de la norma no es la solución óptima; los valores de la norma representan un mínimo para garantizar la habitabilidad y seguridad básica.

Si usted es de estatura alta, y en un piso alto de un edificio se inclina sobre un antepecho exterior de 95 cm de altura, se da cuenta que esta baranda es bastante baja para sentirse muy seguro. En cambio, en una escalera interior, un pasamanos de 95 cm para muchas personas resulta demasiado alto para ser cómodo.

Entonces es recomendable distinguir entre las funciones de “pasar las manos” y la protección de caidas desde la altura.

Un pasamanos para adultos estaría muy bien entre 80 y 85 cm, mientras para niños puede estar alrededor de 70 cm.

Por el otro lado, la baranda de una terraza en altura, con 1,10 m cumple bien zu función.

Rampa y escalera con baranda y pasamanos diferenciados en un aeropuerto. Foto: Blender

El diseño optmizado debe responder al uso específico de cada protección, a las características de los usuarios, la función principal, y la frecuencia de uso, entre otros criterios. Aquí algunos ejemplos:

  • En las escaleras de los locales escolares, debería existir el pasamanos adicional para niños, a una altura adecuada de los pequeños usuarios.
  • La escalera de acceso en los edificios residenciales sin ascensor, es usada igualmente en subida y bajada, y debe ser cómoda para personas de toda estatura y movilidad. Por lo tanto es recomendable un pasamanos de 80 cm, o bien dos pasamanos a 85 y a 65 cm. Si la escalera da al exterior, la baranda tendría una altura segura sobre 1 m y serviría de apoyo de los pasamanos.
  • En las escaleras industriales de acceso a instalaciones técnicas, por lo general, se puede suponer el uso por personas adultas sin mayores problemas de movilidad. Entonces prevalece la seguridad ante la comodidad y la baranda puede servir de pasamanos, teniendo una altura de hasta 1,20 m.

Solo si se considera todos los aspectos relevantes, se logran barandas seguras.

En las escaleras vale el principio que una escalera cómoda es una escalera segura. El adecuado diseño del pasamanos, con el objetivo que sea cómodo para todos los usuarios, en el fondo es una medida de prevención de riesgos.

 

 

Véase también:

Vence plazo para proyectos de ruta accesible en edificios existentes con atención al pubico

Deja su comentario.